Se lo que muchos estáis pensando ¿de qué habla esta inculta literaria?, ¿qué pretende?, ¿descubrirle la biblia a los católicos? Lo siento, nada más lejos de mis pretensiones.

En realidad escribo acerca de este libro porque tengo la necesidad de hacerlo, porque es mi pequeño homenaje a todos los Montag de este mundo. A aquellos que luchan contra el injusto sistema, contra las aberraciones que todos cometemos (por acción o por omisión) a causa de nuestra cobardía, nuestra imbecilidad o desconocimiento, o simplemente porque como pensamos que somos más listos que los demás nos creemos en posesión de la verdad absoluta y nos aprovechamos de ello o de ellos.

Nuestro protagonista era un seguidor más de las Belenes y de los DEC de este mundo y de su sistema político que hace obliga a la gente a ser “feliz” a base de no pensar y de mucha tele. Pero un buen día nuestro pequeño héroe abre los ojos y ve la manipulación de los oligarcas a través de los medios, la eliminación de la lectura como sistema de imbecilización y la supresión final de la memoria y el pensamiento y/o razonamiento propio. Y decide hacer algo.

Una novela publicada en 1953, pero que podría haberse escrito después del incendio de la biblioteca de Alejandría, del descubrimiento de América, de las barbaries de la Santa Inquisición, de la quema de libros de Hitler o Stalin, de la caza de brujas de McCarthy. O escrita durante este mismo instante en el que un simple partido de fútbol nos hace olvidar la peor crisis que hemos conocido los más jóvenes, en el que sabemos más de la hipoteca de los famosos que de la nuestra propia y en el que importa más lo que pareces que lo que eres. Porque no lo olvidemos: todos vivimos en el país de Montag, la diferencia estriba en si seremos libreros o bomberos.

Otros libros de Ray Bradbury: Crónicas marcianas

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies