Con Un amor me ocurre lo mismo que con Basilisco. Los he leído por la misma razón: aparecer en los “Mejores libros de 2020”. Ya sé que no es una razón con mucho peso, pero es tan buena como cualquier otra , además así cuando critique a ese tipo de listas, lo podré hacer con conocimiento de causa. Las críticas son excelentes: mejor libro del año para Babelia. La Vanguardia lo incluye en su top 10 y dice “En la ficción en castellano, destaca la nueva obra de Sara Mesa”. También está entre los favoritos de Elle y Forbes.

Un amor

Repetiré lo que aparece de Un amor en “Mejores libros de 2020”:

La historia de Un amor ocurre en La Escapa, un pequeño núcleo rural donde Nat, una joven e inexperta traductora, acaba de mudarse. Su casero, que le regala un perro como gesto de bienvenida, no tardará en mostrar su verdadera cara, y los conflictos en torno a la casa alquilada –una construcción pobre, llena de grietas y goteras– se convertirán en una verdadera obsesión para ella. El resto de los habitantes de la zona –la chica de la tienda, Píter el hippie, la vieja y demente Roberta, Andreas el alemán, la familia de ciudad que pasa allí los fines de semana– acogerán a Nat con aparente normalidad, mientras de fondo laten la incomprensión y la extrañeza mutuas.

La Escapa, con el monte de El Glauco siempre presente, terminará adquiriendo una personalidad propia, oprimente y confusa, que enfrentará a Nat no solo con sus vecinos, sino también consigo misma y sus propios fracasos. Llena de silencios y equívocos, de prejuicios y sobrentendidos, de tabús y transgresiones, Un amor aborda, de manera implícita pero constante, el asunto del lenguaje no como forma de comunicación sino de exclusión y diferencia.

La verdad es que como resumen del argumento, y sin desvelar las sorpresas que nos encontramos, está bastante bien. Lo único que me chirría un poco es lo de “Un amor aborda, de manera implícita pero constante, el asunto del lenguaje no como forma de comunicación sino de exclusión y diferencia”, ya que yo no lo veo por ninguna parte, pero posiblemente sea la intención de la escritora o la forma de venderlo de la editorial.

Lo bueno del libro es que da espacio para muchas lecturas: el intento de una mujer joven de encontrarse a sí misma a través de una huida al campo, la falta de comunicación/compresión entre los urbanitas y los nativos rurales, el amor ciego y sus consecuencias, etc. De hecho en parte me sentí bastante identificado ya que yo también soy traductor, he vivido gran parte de mi vida en la ciudad y ahora vivo en un pequeño pueblo, pero lamentablemente ahí acaban todas las similitudes. A Nat no la he podido entender, de hecho su forma de pensar y actuar a veces me exasperaba. Por otro lado, los personajes rurales me parecían meros clichés poco semejantes a la gente que yo conozco de pueblo. Y por último, su relación amorosa me parece de ciencia ficción. A lo mejor es que me falta sensibilidad femenina o las nuevas juventudes tienen una forma totalmente distinta de ver el mundo y el amor que yo. Quizás es que yo no soy tan terco y tozudo como la protagonista, pero ya os digo que por momentos me parecía un personaje odioso.

En resumen, Un amor no está del todo mal. Me cuesta recomendarlo a no ser que quieras estar al día de las novedades editoriales o seas una joven que piensas dejar la ciudad por el bucólico campo.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies