Los clichés existen. O por lo menos eso creo: el marisco, gallego; el güisqui, escocés; la ciencia ficción, americana. Vale, Isaac Asimov nació en Rusia pero siendo casi un bebe se fue a vivir a EEUU y seguro que hay muchos y buenos autores de ciencia ficción en otros países. Quizás estoy demasiado influenciado por la industria cinematográfica de Hollywood, o quizás sea que leo poca ciencia ficción pero no se me ocurre ningún escritor famoso de ciencia ficción de otro país (si me olvido alguno recordármelo en los comentarios). Por lo que cuando cayó en mis manos Frontera oscura, ganador del Premio Minotauro 2020, mis expectativas eran bastante bajas, pero me decidí a leerlo y por lo menos criticar con conocimiento de causa.

Frontera oscura

En el año 2560 la humanidad ha logrado extenderse por unos ocho mil planetas gracias a los motores anagravónicos que permiten los saltos Inspacio-Expacio. La capitana de la Banshee, Florence Schiaparelli, y su tripulación tienen como misión obtener todos los datos posibles de un agujero negro recientemente descubierto.

Pero cuando detecten a una nave sin identificar atrapada cerca del horizonte de sucesos del Ojo de dios, nombre con el que bautizaron al agujero negro, la capitana Schiaparelli deberá decidir si se arriesgan a perderlo todo para salvar a la tripulación de la misteriosa nave.

No creo que sea necesario descubrir nada más del argumento. Interesante pero tampoco nada para echar cohetes. Eso sí, la presencia del agujero negro permite que se produzcan paradojas espacio temporales, disquisiciones filosóficas y dilemas morales, además de giros inesperados en la trama que lo hacen muy interesante.

Frontera oscura tiene todo lo que a un amante de la ciencia ficción desea: aventuras especiales, tecnologías futuristas, dilemas morales, un toque de filosofía y fronteras oscuras que explorar. Sabino Cabeza nos mantiene en vilo durante todo el libro, con una prosa fluida que nos transporta a la última frontera. A la vez nos hace pensar sobre la sobrepoblación, el futuro de la raza humana e incluso sobre la existencia de Dios, que marca el destino de todas las cosas.

Recomiendo Frontera oscura. Si te gusta la ciencia ficción y en especial las paradojas temporales es casi imprescindible para ti. Parece que se ha caído uno de mis clichés, espero que no sea simplemente la excepción que confirma la regla.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies