La verdad es que me encuentro un poco alejado de los nuevos escritores y las modas. Cuando hace poco más de un mes me aconsejaron que leyera a Roberto Bolaño pregunté inocente de mí que quien era ése. Ya lo sé, mi cultura deja mucho que desear, y mi desconocimiento de este chileno muerto en 2003 es imperdonable. También es curiosa su meteórica trayectoria, ya que aunque ha sido un escritor relativamente prolijo no fue publicado hasta 10 años antes de su muerte. No es que sea una disculpa, pero si un atenuante.

Pero centrémonos en Los detectives salvajes. Lo primero que debo decir es que no se trata un libro fácil de leer. No ayuda el que no siga una línea temporal, además son muchos los narradores que nos van contando la vida de los dos personajes principales: Arturo Belano y Ulises Lima. La verdad es que llega un momento es que es difícil saber quién es quién en la obra. Seguro que más de un lector poco avezado lo encontrará aburrido.

Sin embargo los juegos que el escritor mantiene con el lector mostrándonos la realidad desde diversos ángulos, los giros sorprendentes de la trama, la profundidad de los personajes harán las delicias de más de uno que como yo nos convertiremos en fieles seguidores del señor Bolaño.

Los detectives salvajes es una obra maestra de la literatura actual, comparable con otros grandes maestros de las letras Hispanoamericanas como Borges o Cortazar. No es que lo diga yo, la crítica es unánime en su veredicto, baste decir que es premio Rómulo Gallegos y premio Herrejalde entre otros.

Si consideras que te gusta la literatura, no matar el tiempo leyendo, este es un libro obligatorio, no hay ningún otro tipo de calificativo. Son 600 páginas llenas de poesía, peripecias, sexo y amistad no aptas para todos los públicos.

¿Qué más os puedo contar? Acabo de ver el documental “Roberto Bolaño: El último maldito”. Me parece muy interesante lo que nos cuenta Juan Villoro “los detectives salvajes son investigadores de la vida, investigadores de la experiencia, que están buscando vivir de manera artística …. simplemente son artistas de la vida”. Hay muchas cosas de las que no estoy de acuerdo con el documental, pero esta descripción me parece perfecta para el libro.

Para acabar la cita que precede a la novela:

-¿Quiere usted la salvación de México? ¿Quiere que Cristo sea nuestro rey?

-No

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies