Hay determinado tipo de libros de los que me cuesta hablar. Por una parte reconozco su calidad literaria. Es decir, el escritor domina el lenguaje, usa magistralmente una gran variedad de recursos, la trama tiene su interés y muchas más cosas que seguro que se me escapan. Pero por otro lado me quedo con la sensación de que algo falla, que posiblemente se han preocupado mucho por los aspectos formales y que le falta algo de tensión, o simplemente, no me ha enganchado lo suficiente para recomendarlo a los cuatros vientos.

El alma del controlador aéreo es uno de esos libros. Es indudable que Justo Navarro es un gran escritor. Conoce su oficio, el idioma y todo lo necesario para que la crítica lo tenga en gran estima. No puedo decir que el libro me parezca malo, pero no se lo recomendaría a la mayoría de mis amigos.

El argumento resulta interesante. Eduardo Alibrandi, un controlador aéreo, regresa a su Granada natal (ciudad que juró que no volvería a visitar) por el entierro de su primo. Este regreso le sirve para contarnos, en primera persona, sus recuerdos de la ciudad, la familia, sus relaciones sentimentales, etc. Además de descubrirnos relaciones tempestuosas y carnales, aparecerá el asesinato de su hermana que marcará una parte de su vida. Todo ello entremezclado con una relación complicada con su primo y la mujer de este. En resumen, un argumento digno de una novela negra trepidante y vibrante.

Sin embargo nos movemos en otros registros. Buscamos el alma, la esencia del protagonista. Ese retorno a los inicios le sirve para sumergirse en su memoria, para encontrarse a sí mismo. Estamos ante una novela de concienzudo análisis de los personajes, donde el argumento (pese a los giros que da) sólo sirve para profundizar en cada uno de los personajes, entender mejor sus motivaciones. Parece que este es el camino que toma la literatura actual: libros lentos y descriptivos donde ocurren pocas cosas pero en los que asistimos a un completo estudio de los personajes que los pueblan.

Sólo me queda recomendarlo a los amantes de la literatura entendida como una búsqueda del yo. Si por el contrario, estáis interesados en acción o un argumento trepidante, mejor será que leáis otro libro.

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies