Acabo de releer mi anterior crítica, la de El alma del controlador aéreo y me doy cuenta que muchos de mis comentarios se pueden aplicar a Chesil Beach.

Por una parte nos encontramos ante otro libro que obtuvo un gran reconocimiento por parte de la crítica, al quedar finalista del premio Man Booker en 2007. Ian McEwan es un autor reconocido en su país (Inglaterra) al que por ejemplo The Times lo incluye en los 50 mejores británicos posteriores a 1945. Así que la calidad literaria de esta obra está garantizada, y obviamente yo no tengo ningún reproche que realizar en cuanto a ese punto.

Sin embargo me ocurre lo mismo que con el controlador de Justo Navarro. Le falta algo. El argumento en palabras de El País es “nimio”: la noche de bodas de Edward y Florence y su desenlace en 1962. Sí nada más, vemos lo que ocurrió en su noche de bodas y realizamos algunos flashbacks para saber como se conocieron y poco más.

Por supuesto que esa noche da para mucho, sobre todo desde el punto de vista psicológico y social. Recordemos que nos encontramos en 1962 inmersos en una sociedad británica llena de prejuicios, clichés y formalismos que convierten a ese momento en todo menos una luna de miel.

Y es aquí donde me quejo, cómo radiografía social de la sociedad de posguerra es interesante, incluso podemos sonsacar una crítica feroz a ella. Cómo descripción perfecta de los temores, anhelos, deseos y motivaciones de los personajes la podemos calificar de sobresaliente. Cómo ejercicio literario (a no ser por el final que no me parece a la altura) digna de mis alabanzas. Quizás sea que no este el momento (por lo menos el mío) para análisis psicológicos o búsquedas del alma. Posiblemente los relea en unos años y me parezcan maravillosos, pero hoy me gustaría encontrar algo más de acción.

Yo le pido algo más a una novela, no me llega con una historia relativamente original que en el fondo no me aporta nada (los problemas sexuales/sociales de la sociedad británica en la década de los 60 no es que me atraiga en demasía). De hecho me gustan las lagunas que tiene, el que no te expliquen absolutamente todo, ya que me permiten soltar mi imaginación y rellenarlas como más me plazca a partir de los datos que nos dan. Sin embargo el final me parece malo. No hacía falta cerrar así la novela, creo que dejándola abierta. Me da igual lo que ocurra con ellos, si el libro trata lo que ocurre en la playa de Chesil, pues cuando termina la noche, termina el libro.

Para terminar tengo dificultades en pensar a quien recomendárselo. Realmente no me pareció un libro pésimo, ni siquiera malo, pero si que me defraudó un poco. En vuestra mano está leerlo y contradecirme…

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies